Aneabe

Pasado, presente y futuro de las Aguas Minerales: Comprometidos con la Salud, la Naturaleza y la Sociedad

El Presidente de ANEABE, D. Francisco Vallejo, analizó, durante las II Jornadas de Aguas Minerales y termales, organizadas conjuntamente con el Club de Aguas Subterráneas, IGME y ANBAL, los principales hitos de la evolución del Sector, desde su origen como aguas mineromedicinales hasta la actualidad.

Vallejo destacó, principalmente, los grandes logros y compromisos del sector de las aguas minerales, así como los retos que tiene por delante.

Granada, 9 de junio.- Me resulta complicado y quizás demasiado extenso hablar del Pasado, Presente y Futuro de las Aguas Minerales en tan poco espacio de tiempo. Pero merece la pena intentarlo. Voy a empezar hablando de lo más importante, del futuro, un futuro y un largo plazo sobre el que soy muy optimista, aunque también vea con mucha preocupación algunas aristas importantes en el corto plazo.

Sustento este optimismo, en que partimos de un presente “muy sólido”. Y os diré por qué. También voy a hablar de los tres grandes actores de la historia del Sector. La Sociedad en General, las Administraciones Públicas, a las cuales pertenecéis muchos de vosotros y habéis estado haciendo un buen trabajo Legislando, Autorizando y Controlando, y el tercer actor, obviamente, es el propio Sector de Aguas Minerales, que también ha hecho un trabajo “razonablemente bueno”, a lo largo de su historia. Compartiré con vosotros que este es un Sector totalmente Comprometido con la Salud, Comprometido con la Naturaleza y Comprometido con la Sociedad, y os explicaré las razones sobre las que apoyo estas afirmaciones.

Tres grandes movimientos o macrotendencias

Empiezo echando un vistazo a la Sociedad, al mundo desarrollado en general, en el que, en el pasado reciente, en los últimos años, se han dado tres grandes movimientos o macrotendencias:

  • El primero, que comenzó a inicios de los años 70 fue que “había que tener Hábitos de Vida Saludables”.
  • El segundo, unos años después, en pleno desarrollo de la industria alimentaria, fue que había que “comer y beber más productos Naturales”.
  • El más reciente y de plena pujanza, es que hace no muchos años caímos en la cuenta de que había que Cuidar el Medio Ambiente o, de lo contrario, íbamos a acabar con el Planeta.

Cualquier sector empresarial que hace una reflexión sobre su futuro, lo primero que tiene hacer es preguntarse si lo que hace o vende es algo que es y será valorado positivamente por la Sociedad.

Más allá de las especificidades médicas que algunas de nuestras aguas tienen sobre aspectos muy concretos de la salud, la gran contribución de nuestro sector está en el campo de la BUENA HIDRATACIÓN. La sociedad ha venido prestando mucha atención a la problemática de la buena alimentación y a los problemas de obesidad, y sólo muy recientemente, las autoridades sanitarias han empezado a tomar conciencia de que tenemos un problema de MALA HIDRATACIÓN, problema íntimamente ligado al de la correcta alimentación. No estamos bien hidratados; hay que beber AGUA, ya sea del grifo o embotellada, pero hay que hidratarse con agua.

El Sector de Aguas Minerales

Nuestro Sector parte de un presente sólido, porque estamos promoviendo y facilitando un “HÁBITO DE VIDA Y DE CONSUMO SALUDABLE”, poniendo a disposición de la sociedad un PRODUCTO PURO Y NATURAL, enlazando, de este modo, con dos grandes tendencias y necesidades de la Sociedad.

Diréis que nosotros NO FABRICAMOS EL AGUA MINERAL que vendemos. Y es cierto. El Agua Mineral Natural es un REGALO DE LA NATURALEZA, UN PRODUCTO CUYA PRINCIPAL CARACTERÍSTICA ES SU PUREZA ORIGINAL.

La aportación y misión del Sector consiste en hacer posible que cualquier ciudadano pueda disfrutar de las virtudes de estas aguas naturales en cualquier lugar y ocasión, manteniendo intactas las cualidades que tenían en su origen.

Tres grandes tareas desarrolladas por nuestro Sector

Son pues tres las grandes tareas que ha venido desarrollando el sector para cumplir con esta misión:

  • Mantener la PUREZA original: para ello hemos estado cuidando y protegiendo los Manantiales y su entorno Natural y haciendo grandes inversiones en tecnología de envasado para garantizar la Seguridad Alimentaria.
  • Asegurar la DISPONIBILIDAD del producto.
  • Hacer que las Aguas Minerales sean ASEQUIBLES para todos los ciudadanos.

Fco. Vallejo en una conferencia

Haciendo historia

Para lograr la plena disponibilidad hemos dado tres grandes pasos en nuestra historia:

El primer paso lo dimos cuando los “AGÜISTAS” de nuestros BALNEARIOS, hace un par de siglos, nos pidieron envasar las aguas de bebida para no tener que ir necesariamente al establecimiento termal a beberlas. Así, empezamos a distribuir nuestras Aguas (¡MINEROMEDICINALES en aquellos tiempos!) en FARMACIAS.

El segundo gran paso lo dimos en los años 60, cuando empezaron a desarrollarse los autoservicios y supermercados de alimentación, y el sector fue decidiendo paulatinamente abandonar las Farmacias y entrar en la distribución comercial y hostelería.  Fue el momento en el que hubo que decidir si seguir siendo AGUA MINEROMEDICINAL, o adoptar la nueva denominación que ofrecía la Autoridad Sanitaria para poder comercializarse en alimentación: AGUA MINERAL NATURAL. La inmensa mayoría adoptó la nueva denominación legal y la venta en el canal de alimentación supuso un salto enorme en el consumo. Pero todavía seguía siendo un producto relativamente “caro” y, además, las ocasiones de consumo quedaban limitadas por la poca “portabilidad” del mismo.

La introducción de la botella de plástico

Por eso dimos el tercer gran paso. La introducción de la botella de plástico, envase que no solo ampliaba la portabilidad y disponibilidad del Agua Mineral, sino que también suponía una reducción apreciable de los costes de producción y, por ende, de la ASEQUIBILIDAD del producto. Fue el gran empujón al consumo de Agua Mineral. Era un envase ligero, inerte, seguro (no rompible) y de gran barrera, para preservar las cualidades del Agua. Además, con las grandes inversiones que se fueron realizando con el tiempo, el producto fue cada vez más asequible para todos los bolsillos.

Y hablar del envase de plástico me da pie para hablar del otro GRAN COMPROMISO del Sector: LA NATURALEZA. Este compromiso cristalizó hace muchísimos años y obedeció en su inicio a una doble motivación. Por un lado, una MOTIVACIÓN EGOISTA, y por otro una motivación Legal.

La MOTIVACION EGOISTA es obvia. Envasando un producto NATURAL, cuya principal característica es la PUREZA ORIGINAL. Y que no se puede tratar o desinfectar. Más te vale cuidar y proteger el acuífero y su entorno, porque si pierdes la pureza te quedas sin negocio.

Motivaciones legales

También tuvimos motivaciones “legales”. Ayer hablabais de la Ley de Minas del 28, gran texto legal en el que se consolidaba el concepto de PERIMETRO DE PROTECCIÓN. Pero este era ya un concepto presente en el mundo de los Balnearios. De hecho, el concepto apareció por primera vez en un texto legal en los tiempos de Carlos III y en concreto para “proteger” (¡a saber con qué parámetros en aquella época)! las aguas de un manantial de Madrid.

Los Perímetros de Protección han jugado un papel esencial en la preservación de los acuíferos. Y en el mantenimiento de la calidad de las Aguas Minerales.

Pues esa SENSIBILIDAD en el cuidado de la Naturaleza en el entorno de nuestros manantiales se quedó en el ADN del Sector. Y se fue extendiendo a toda nuestra actividad Industrial. Así, y desde hace mucho tiempo, nuestras plantas son prácticamente plantas sin residuos. Nuestros envases son 100% reciclables o retornables. El año pasado reciclamos el 95% de los envases que pusimos en el mercado. Ayer compartíamos con vosotros los avances de nuestro Compromiso Medioambiental 2030, hay mucho todavía por hacer, pero hemos avanzado mucho en la buena dirección.

Envases 100% reciclables o retornables

Y, ¿cómo es posible que, siendo un ejemplo para seguir por cualquier otro sector, estemos señalados por el dedo inquisidor por “contaminar” con nuestros plásticos? El motivo no es otro que la DEMONIZACIÓN de los plásticos y la cruzada contra ellos que la Sociedad tiene abierta. Esta demonización no ha venido del plástico en sí, sino del mal uso que de ellos hemos venido haciendo los ciudadanos, en el “fin de vida de esos productos”. Hemos estado contaminando el medio ambiente con un “usar y tirar” insostenible. Pero el problema no es el plástico en sí, sino la dejadez de la sociedad al tirar los embalajes o productos después de usarlos.

Los plásticos han sido un gran avance para la Humanidad. El plástico está omnipresente. Si entramos en un quirófano y observamos todo el material médico fabricado de plástico (muchos de ellos insustituibles) tomaremos conciencia de la relevancia del mismo. En la mayoría de las ocasiones, la sustitución del plástico por otro material acabaría teniendo un impacto negativo en el medio ambiente muy superior. ¡Por no hablar de la ropa! Hoy la mayoría de los tejidos son plástico (¡la primera marca de PET muy conocida se llamaba Tergal!). Y si pretendiésemos sustituir todos los poliésteres y similares por fibras naturales, tendríamos que matar de hambre a media Humanidad, cambiando campos de cultivo de alimentos por otros de algodón, lino….

Por tanto, en relación con el plástico, si lo que acabamos teniendo es un debate social racional. Basado en hechos y en la evaluación científica y objetiva de los temas. Soy optimista de que esta cruzada contra el plástico acabará. Mi preocupación en el corto plazo, de la que hablaba al comienzo de esta charla, es que el debate está siendo muy ideológico, bastante irracional. El gran peligro es que en este entorno se tomen decisiones que, aunque con el tiempo se corrijan, su efecto destructivo haya sido irreversible.

Nuestro compromiso con la sociedad

Me quedan dos aspectos más que señalar: Nuestro compromiso con la Sociedad y nuestras Preocupaciones con las Normativas.

Más allá del hecho de fomentar hábitos de vida saludables, lo que supone ya una gran contribución a la Sociedad, hay otros campos en los que se muestra nuestro compromiso. Uno es el impacto de nuestra actividad FIJANDO POBLACIÓN en zonas rurales, en muchas de las cuales somos la única actividad capaz de retener a la gente joven y que no se vean obligados a abandonar sus lugares de nacimiento para poder ganarse la vida. Otro aspecto muy relevante es algo que, de forma discreta, y prácticamente anónima, presta un gran servicio en catástrofes o situaciones de vulnerabilidad: EL BANCO SOLIDARIO DEL AGUA, creado hace años junto con la Cruz Roja.

El Banco Solidario es una red Virtual por un lado y Logística por otro, capaz de acudir en un breve lapso de tiempo en auxilio de las personas en situaciones en que el Agua es imprescindible y no está disponible por algún motivo: inundaciones, incendios, terremotos o la emergente necesidad de agua en los hospitales, con motivo de la pandemia de COVID. Esa red conecta a la Cruz Roja con las Plantas de Agua Mineral. Donde hay un responsable del “Banco” que activa de forma inmediata el envío de producto a donde es necesario. Son numerosos los ejemplos donde su actuación ha sido muy relevante.

Un Sector muy regulado

Y acabo comentando nuestras preocupaciones con las normativas y algunas INICIATIVAS LEGALES. ¿por qué estamos preocupados?

La historia de las distintas normas aplicables al sector es una historia muy positiva, tanto para nosotros como para la Sociedad. Somos un sector tremendamente regulado y tenemos sobre nosotros dos grandes bloques Normativos. Los que provienen de SANIDAD y los que provienen de la legislación MINERA.

El Agua Mineral es de los pocos productos con una Directiva Europea específica. El legislador tuvo claro desde un primer momento el papel relevante que las Aguas Minerales estaban teniendo en el desarrollo de hábitos saludables de alimentación y bebidas y quiso asegurar mediante la Directiva, tanto el control de la actividad como la propia protección de esta. Y el sector no defraudó. A lo largo de los años fue ganando batallas en los lineales de los supermercados y desplazando el consumo de otras bebidas “menos saludables” a los ojos de la DG SANTE de la Comisión Europea, y acabó convirtiéndose en la bebida envasada más consumida por los europeos.

Retomando nuestra preocupación en este campo: la proliferación de iniciativas legislativas que pretenden limitar el consumo de Agua Mineral con la excusa de “proteger el medio ambiente” de la contaminación de los envases, o los intentos de sacar este producto de la órbita de la legislación minera. Dejando a un lado todo el know how y estructura legal que ha regulado y controlado la actividad durante más de un siglo. Como decía antes, nuestra preocupación es que el sesgo ideológico y la irreflexión suplanten el debate científico y técnico, y se acaben tomando decisiones de consecuencias irreversibles.

En resumen:

A modo de resumen: soy muy optimista respecto al futuro de las Aguas Minerales Naturales, porque partimos de una base muy sólida y estamos prestando un gran servicio a la Sociedad. Somos un “alumno muy aventajado” en el cuidado del Medio Ambiente, pero todavía tenemos que seguir avanzando para lograr la plena circularidad de nuestros envases. Tenemos que seguir dialogando con todos los actores sociales, oír y esforzarnos por entender sus preocupaciones, y esforzarnos también en comunicar nuestra realidad, nuestros avances y nuestras ambiciones. El mayor reto social que tiene el sector es ser capaz de hacer posible que las futuras generaciones puedan seguir disfrutando de este bien tan preciado y singular, de este regalo de la naturaleza que son las Aguas Minerales Naturales.

Noticias relacionadas

SAVE THE DATE: Naturales y Circulares

El próximo martes 29 de noviembre, ANEABE celebrará la IV Jornada de Sostenibilidad bajo el título Naturales y Circulares, donde reunirá a diferentes autoridades, entidades

Ver noticia

Comentarios

Deja una respuesta

Este es el encabezado

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.