Aneabe

El pasado, presente y futuro de un producto de origen medicinal

¿Sabías que la bebida más consumida por los españoles comenzó a comercializarse en las farmacias en el siglo XIX consolidando un origen medicinal? El presidente de ANEABE, Francisco Vallejo, analiza en El Confidencial, la evolución del sector de las Aguas Minerales y como las compañías que lo forman realizan una gestión eficiente y sostenible de los acuíferos para asegurar su equilibrio natural y poder ofrecer un agua que conserve su pureza original.

Para reflexionar sobre lo que está por venir, Vallejo invita a echar la vista atrás: “preguntarnos por nuestro pasado y pensar si lo que estamos desarrollando aporta un verdadero valor a la sociedad y es recibido, de forma positiva, por nuestro entorno”. Para ello, hay que remontarse a principios del siglo XIX, cuando los primeros balnearios de aguas termales, en este origen medicinal, empezaron a embotellar sus aguas en España. Fue el primer paso para el desarrollo de la industria de aguas minerales que hoy conocemos.

En los años sesenta, con el desarrollo de la distribución comercial, el sector fue abandonando, paulatinamente, las farmacias para entrar en los lineales de autoservicios y supermercados de alimentación y hostelería. Fue el momento clave para decidir si el producto seguía siendo ‘agua mineromedicinal’ o adoptaba la nueva denominación que ofrecían las autoridades de Sanidad y Consumo, para poder venderse en alimentación: ‘agua mineral natural’.

Tal y como apunta Vallejo, “un elemento fundamental que favoreció la accesibilidad y asequibilidad de este producto —natural y puro desde su origen— fue la introducción de la botella de plástico”. Además de mejorar la portabilidad, permitía una reducción apreciable de los costes de producción. Fue el gran empujón al consumo del agua mineral natural: un envase ligero, inerte, seguro (no se rompe) y protector de las cualidades del agua.

Sin embargo y a pesar de que fuimos las primeras compañías en España en utilizar plástico PET reciclado, el mal uso de estos envases que han venido realizando algunos ciudadanos ha hecho que estemos señalados por el ‘dedo inquisidor’ por la utilización de este material. En este sentido, el presidente de ANEABE apunta que “a pesar de todo el camino que hemos recorrido en materia de sostenibilidad, el sector no se acomoda. En el corto y medio plazo, la prioridad es alcanzar la plena circularidad de nuestros envases. Y, bajo esa premisa, seguiremos investigando en ecodiseño —en concreto, hemos implementado 162 medidas en los últimos dos años, que favorecen el reciclaje y contribuyen, además, a la reducción de consumo energético y gases de efecto invernadero— e incorporado los procesos industriales más novedosos, para continuar impulsando la economía circular en España”.

Noticias relacionadas

SAVE THE DATE: Naturales y Circulares

El próximo martes 29 de noviembre, ANEABE celebrará la IV Jornada de Sostenibilidad bajo el título Naturales y Circulares, donde reunirá a diferentes autoridades, entidades

Ver noticia

Comentarios

Deja una respuesta

Este es el encabezado

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.