Aneabe

La Ley de Residuos y Suelos Contaminados, camino de ser una realidad

La Ley de Residuos y Suelos Contaminados para una Economía Circular apura las últimas etapas de su tramitación hasta su aprobación definitiva. La norma tiene como objetivo cumplir con las nuevas orientaciones y objetivos de residuos establecidos en las directivas de la Unión Europea. Que conforman el Paquete de Economía Circular, así como con los derivados de la directiva de plásticos de un solo uso.

La nueva norma derogará la Ley 22/2011, de 28 de julio, de residuos y suelos contaminados. Que incorporó al ordenamiento jurídico interno la Directiva Marco de residuos. A la vez que revisó la regulación en la materia existente en España que databa del año 1998.

La Ley tiene por objeto sentar los principios de la economía circular a través de la legislación básica en materia de residuos. De este modo, se transpone al Derecho interno la nueva normativa de la Unión Europea relativa a residuos.

Novedades anteproyecto de Ley

Entre sus novedades, recoge el impuesto sobre plásticos de un solo uso que establece un recargo de 0,45 euros por kilo de plástico de envases no reutilizables. Y el impuesto sobre el depósito en vertedero y la incineración de residuos plásticos. Pese a la inminente aprobación de la Ley de Residuos, tras una enmienda transaccional presentada por el Partido Popular se aprobó por la Comisión de Transición Ecológica del Congreso que ambos impuestos retrasen su entrada en vigor al 1 de enero de 2023 ante la situación económica actual, el legislador ha entendido que no se podía ejerce más presión fiscal sobre las empresas para asegurar que sostenibilidad y competitividad vayan de la mano.

Otro de las propuestas aprobadas que ha sido bien acogida por el sector es la creación de un grupo de trabajo que fomente un mercado secundario de PET reciclado en España. Uno de los materiales más circulares que existen.

En este sentido, hay que destacar que desde la Asociación de Aguas Minerales de España (ANEABE) se trabaja para cumplir la hoja de ruta marcada por la Unión Europea en materia de Economía Circular. Este compromiso ha permitido que las empresas envasadoras de agua mineral hayan incorporado en el año 2020 de media un 28% de PET reciclado en sus envases, una cifra superior a lo marcado en la Directiva Europea de Plásticos de un solo uso, y que pone de manifiesto que la sostenibilidad medioambiental no es negociable para el sector.

Desde la Asociación de Aguas Minerales se apuesta por evolucionar hacia un mercado de envases totalmente circular e impulsar el desarrollo de un mercado de r-PET. Capaz de abastecer la demanda para asegurar esa circularidad, con medidas de ecodiseño, mejoras en las cadenas de producción y distribución. Para mantener su firme compromiso con la sostenibilidad entendida de una manera global: social, ambiental y económica.

Noticias relacionadas

Comentarios

Deja una respuesta

Este es el encabezado

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.