COMPROMISO CON LA SALUD

Una correcta hidratación junto a una alimentación equilibrada y la práctica de actividad física moderada son los tres pilares fundamentales para alcanzar un estilo de vida sano y saludable. Y, para mantener una adecuada hidratación, el agua es esencial.

El agua es el elemento clave para el buen funcionamiento del cerebro, corazón, sistema digestivo, riñones, músculos, articulaciones… y es el principal componente de los seres humanos, aproximadamente el 60% de nuestro cuerpo es agua.

Sin embargo, no tenemos capacidad para almacenarla, cada día expulsamos alrededor de dos litros y medio a través de la respiración el sudor o la orina. Por ello, la cantidad de agua que se elimina cada 24 horas debe ser restablecida para mantener el equilibrio hídrico del organismo.

Así, las principales instituciones y organismos del ámbito de la salud hacen hincapié en que el agua debe formar parte de las recomendaciones nutricionales para alcanzar un estilo de vida saludable pleno.

No debemos olvidar que...

... las necesidades hídricas pueden variar en cada etapa de nuestra vida, actividad o clima, por lo que el agua que bebemos debe garantizar nuestra correcta hidratación en todas las circunstancias vitales y edades.

Pero, además de asegurarnos de beber la cantidad de agua necesaria al día, del mismo modo que nos preocupamos por la calidad de nuestros alimentos o la pureza del aire que respiramos, es muy importante también que nos ocupemos de asegurar la calidad del agua que ingerimos, puesto que esta agua va a convertirse en parte de nosotros, entrando a formar parte de cada una de nuestras células.

El Agua Mineral Natural está considerada como una de las formas más naturales y seguras de hidratarnos, con efectos saludables que aporta minerales y oligoelementos esenciales para el buen funcionamiento de nuestro organismo. Además, es una bebida esencial para una hidratación saludable, pues no aporta calorías y, gracias a su envase, nos asegura el acceso, en todo momento y lugar, a una hidratación con la máxima calidad y garantías.

La principal razón de ser de las empresas de Aguas Minerales

Poner al alcance de todas las personas, un producto absolutamente natural como es el Agua Mineral, conservando su pureza original y manteniendo todas sus propiedades saludables para contribuir de forma activa al desarrollo de una sociedad más sana y saludable.

PROMOVER LA CULTURA DE LA HIDRATACIÓN SALUDABLE

A pesar de la importancia de una correcta hidratación para nuestra salud, el 75% de los españoles no alcanzan las recomendaciones sobre ingesta diaria de agua propuestas por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), que indica que en adultos deben ser 2,5 litros para hombres y 2 litros para mujeres.

Así lo señala la Encuesta Nacional de Ingesta Dietética Española (ENIDE) dentro del estudio científico ANIBES “Hábitos de consumo de bebidas y su asociación con la ingesta total de agua y de energía en la población española”, coordinado por la Fundación Española de Nutrición (FEN).

Por ello, el Sector de Aguas Minerales colabora con entidades médicas y científicas para sensibilizar a la sociedad sobre la importancia de adquirir los hábitos necesarios para mantener una hidratación adecuada, ser conscientes de su influencia en nuestra salud y alcanzar un estado de bienestar pleno.

Muestra de ello es la colaboración con el Instituto de Investigación Agua y Salud (IIAS), una entidad sin ánimo de lucro de carácter científico y divulgativo, cuyo fin es desarrollar actividades encaminadas a la investigación y la difusión de la importancia de una adecuada hidratación para nuestra salud y bienestar.

Fruto de esta colaboración ha sido la publicación de la Guía de Hidratación, una publicación pionera en España, que contempla aspectos relacionados con mantener una correcta hidratación tan fundamentales como: la importancia de la calidad del agua que ingerimos, frecuencia y modo de hacerlo, en las diferentes etapas de la vida y en las diferentes actividades que realizamos en las que la hidratación tiene un papel relevante, como durante la práctica de actividad física, el estudio, la conducción o el trabajo.